Los colores en la gastronomía española

Los colores en la gastronomía española

Por autor: 

14 mayo, 2020

La gastronomía española es una de las famosas a nivel mundial, por lo que usualmente es una de las cosas más llamativas para el turista nacional e internacional, y ha traspasado fronteras. En los momentos difíciles que ha tenido España, en la que muchos han salido del país, se llevaron consigo las recetas tradicionales de la cocina española, lo que ha logrado que nuestros platos lleguen a todo el mundo, y que nutran a otras culturas con nuestros sabores.

La cocina tradicional española tiene muchos colores y sabores muy puntuales, lo que la hace reconocible en todo el mundo, y que se mantienen aún y cuando los platos se vayan adaptando a las nuevas corrientes culinarias. Una de sus principales características es que es reflejo no solamente de la historia del país, sino de cada una de sus comunidades autónomas, ya que en su mayoría están creados basándose en los productos propios de cada una de ellas. Así va surgiendo el recetario popular que va identificando distintos lugares dentro de nuestro país.

Una de las grandes ventajas que tiene España a la hora de la gastronomía, es que por su extenso territorio y la variedad de climas que lo componen, hay una cantidad enorme de productos que dependen de las estaciones, por lo que hay muchísima variedad de donde elegir y que sin duda hace que nuestra cocina sea cambiante, según el momento del año que estemos atravesando.

Los productos más consumidos durante el verano, no son los mismos que durante el invierno, por ende, los platos también se van adaptando y nos permite elegir en una variedad inmensa de posibilidades según la región en la que nos encontremos y la experiencia culinaria que deseamos tener. Puede ser algo tan simple como una ensalada ligera durante el verano, como un guisado fuerte para el invierno.

Lo mismo aplica para las técnicas y tiempos de preparación, en verano, la comida es más ligera, simple y fresca, mientras que en el invierno necesitamos de preparaciones más complejas que requieren de mayor tiempo, porque las condiciones así nos lo exigen.

La cocina tradicional de España

La gastronomía española es tan compleja como deliciosa, sin embargo, hay algunos platos que suelen ser los más buscados por los turistas de otras latitudes y que son mundialmente famosos por sus sabores y colores:

Tortilla de Patatas

La tortilla de patatas no sólo es uno de nuestros platos estrella, sino que lo encontrarás en todos los bares y restaurantes del país. Su elaboración es sencilla, ya que se fríe la patata lentamente (a ritmo de cocción) en aceite de oliva, con o sin cebolla y sal, y se escurre y mezcla con el huevo posteriormente, para hacer una tortilla.

Pulpo a la Gallega

El también conocido como pulpo a feira, es un plato sencillísimo, donde una vez más se muestra la máxima de la cocina española de trabajar con alimentos de calidad. El pulpo se cuece introduciéndolo durante unos segundos en una olla con agua hirviendo, y repetirlo hasta tres veces, así el pulpo conserva la piel y se queda blando, aunque si se congela antes, conseguirás también ese efecto.

Se sirve en rodajas sobre una tabla de madera, con un poco de aceite de oliva, sal y pimentón dulce o picante espolvoreado por encima.

Paella

Uno de los platos predilectos y más famosos de la gastronomía española. La paella lleva su nombre por el sartén donde se cuece, el plato se creó para alimentar a los jornaleros, por lo que se utilizaba conejo, pollo, judías verdes y blancas, caracoles y todas las verduras que se tenían al alcance. Con el tiempo la paella evolucionó y se ha ido adaptando a diferentes ingredientes. La más famosa es la que lleva calamares, chirlas, mejillones, pollo, gambas y cigalas. El precioso color que posee la paella, es gracias al azafrán.

Una receta muy parecida que también podéis degustar, es la fideuá, con los mismos ingredientes, pero sustituyendo el arroz por pasta.

Fabada Asturiana

El plato consiste en un guiso de judías o frijoles con chorizo, morcilla, tocino y oreja de cerdo. El pote asturiano también se parece mucho, con la diferencia de que a este último se le añaden berzas, patatas y otras verduras de la zona.

Gazpacho

El gazpacho es una sopa fría de pan majado, agua, aceite de oliva, vinagre, tomate, pepino, cebolla, ajo y pimiento verde, deliciosa y refrescante durante los meses de verano.

Rabo de Toro

El plato tradicional es un estofado de cola de toro, con cebolla, zanahorias, tomate, ajos, laurel, azafrán, aceite de oliva, vino tinto, pimienta y sal al gusto, que resulta una carne muy tierna y sabrosa.

Croquetas

Las croquetas consisten en una bechamel (leche y harina) con jamón serrano y gambas, que se empanan con huevo y pan rallado antes de freírse, aunque en la actualidad se hacen con diferentes ingredientes tanto dulces como salados.

También es importante recordar que España no solamente tiene platos fuertes como referentes culinarios para el mundo, los postres también son famosos y su fama es más que merecida, estos siguen llenando de color y sabor, no solamente las mesas de los españoles, sino que tienen reconocimiento fuera de nuestras fronteras. Aquí compartiremos algunos de ellos:

  • La tarta de Santiago está elaborada con almendras pulverizadas y mezcladas con huevo y azúcar a partes iguales a la que se le añade manteca y después se hornea hasta que la parte superior se endurece. Como detalle final, se suele espolvorear azúcar fino sobre una plantilla de la Cruz de la Orden de Santiago, de manera que, al retirarla, la silueta de la cruz queda impresa.
  • Las casadielles son una especie de empanadilla frita elaborada con una masa de harina de trigo que se rellena con una mezcla de nueces y/o avellanas, azúcar y anís que se sirven espolvoreadas de azúcar.
  • La torta de Txantxigorri, llamada también tortas de chanchigorri o tortas de chalchigorri, son unas preparaciones reposteras muy típicas de la cocina navarra tradicional. Estos postres tienen forma redonda. Se elaboran durante el periodo de la matanza del cerdo, entre sus principales ingredientes se encuentran los materiales grasos a partir de residuos fritos de la manteca de cerdo, masa de pan y azúcar
  • Las almojábanas se cocinan en épocas muy señaladas: San José (19 de marzo), Todos los Santos (1 de noviembre), Navidad, por ejemplo, y hace algunos años eran el plato estrella en bodas, bautizos y comuniones. Las distintas modalidades son bañadas en una solución de miel y agua y espolvoreadas con azúcar o rellenas de flan o crema. Las primeras tienen forma redonda como de rosquilla y el tamaño es el de un plato llano. Las segundas, las rellenas de crema, son de forma alargada como un bocadillo y de unos 15 centímetros aproximadamente.
  • La crema catalana es un postre típico en la gastronomía de esa comunidad y consiste en una especie de crema pastelera a la que se le añade una pequeña cantidad de azúcar que se quema para aportar un toque crujiente en la superficie
  • Los Bartolillos son unos dulces típicos de la repostería madrileña que se suelen elaborar en Semana Santa. Se trata de una especie de empanadillas de forma triangular y frita, que se elabora con una masa muy fina, y rellena de crema pastelera. Se suelen servir preferentemente calientes
  • Los paparajotes son un postre típico de la huerta murciana (España) hechos con hojas de limonero recubiertas con una masa hecha básicamente con harina y huevo que se fríen y se espolvorean con azúcar en polvo y canela.
  • El frangollo es un postre típico de Canarias (sobre todo de la isla de Tenerife) a base de leche, harina de millo (maíz), limón, huevos, azúcar, mantequilla, pasas, almendras, canela. No obstante existen variantes de la misma receta: en algunos lugares se hace con agua en vez de leche, o se añade matalaúva, etc.

Los sabores y los colores de la cocina española, son sin duda alguna referentes para la gastronomía mundial y si bien es cierto que comer es un placer, también es cierto que hay que cuidar nuestro cuerpo y comer de todo, con moderación y cuidado.

Muchos de los ingredientes bases de la comida española suelen ayudar con las manchas en los dientes, por lo que desde la Clínica Dental Dr. Maroto y Dra. Vellón, nos recomiendan limpiezas y blanqueamientos dentales frecuentes para evitar que nuestra salud bucal se vea afectada por los alimentos que consumimos constantemente.

La gastronomía española es un lujo en sí misma y lo ideal es que como españoles, la conozcamos para convertirnos en embajadores de ella en el mundo y también dentro de nuestras fronteras. Pero a su vez, que sepamos que uno de los factores que hace de España un destino turístico para el resto del mundo, no solamente tiene que ver con las bellezas naturales que posee nuestro país, sino que su cocina es una de las mejores del mundo y que vale la impulsarla tanto de forma local, como de forma internacional.