El golf, el deporte con una relación más potente con el lujo

El golf, el deporte con una relación más potente con el lujo

Por autor: 

17 enero, 2019

La relación entre lujo y deporte siempre ha estado clara y no hay apenas gente que considere que no existe. Lo podemos ver en cualquier partido casi de cualquier deporte que nos podamos imaginar. Lo podemos ver en el fútbol, en el baloncesto (sobre todo en un entorno como el de la NBA) el tenis… Hace poco, de hecho, pudimos ver, durante la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, a una buena cantidad de famosos en el palco del Bernabéu. El lujo fue, de hecho, uno de los grandes protagonistas de esa final histórica.

Existen ciertos deportes que, no obstante, llevan el lujo en el propio carácter de su naturaleza. Uno de los mejores casos es el golf, un deporte que sin duda lleva asociada una gran papeleta del lujo y todo lo que conlleva y está relacionado con él. Desde las propias personas que lo practican hasta sus seguidores suelen ser personas adineradas y que ven en la práctica de esta actividad una manera muy positiva de pasar el tiempo. El carácter sosegado de este juego es la principal causa de ello.

Hay muchos datos y muchas noticias que apoyan la teoría que acabamos de decir. Por ejemplo, valga un artículo del diario El Economista, que puso de manifiesto que el deporte más popular entre los millonarios es el golf, muy por delante de otros que, como el running o el ciclismo, han calado hondo ahora entre las personas que cuentan con cuentas corrientes que tienen bastantes ceros a la derecha. No hay nada que le pueda plantar cara al golf en lo que a las clases sociales altas y plagadas de lujo se refiere.

Otro artículo, en este caso perteneciente a la sección de Vaniatis de El Confidencial, hizo hincapié en la estrecha relación que, como venimos comentando, tiene el deporte con el lujo. Y lo hace poniendo como ejemplo, como no podía ser de otra manera, al golf. La verdad es que acudir a un campo de golf durante un fin de semana es algo más que suficiente para demostrar que lo que venimos comentando es tan real como la vida misma y que no hay lugar para duda alguna: el gusto por un deporte u otro tiene que ver, a veces, con la posición social que se tenga.

Campos de golf de lujo para gente de lujo

Es evidente que la consecuencia (o la causa, según se mire) de que el público objetivo en lo que al golf se refiere sea adinerado se ve en las condiciones en las que se encuentran los diferentes campos de golf de nuestro territorio. Esos campos son de primeras calidades y se encuentran cuidados de una manera exquisita. Los profesionales de Roda Golf nos han comentado que, en efecto, el hecho de que haya campos de golf de una inmensa calidad en España está relacionado con el tipo de personas que los practican.

Muchas personas han criticado este deporte por el simple hecho de que las personas que lo practican de manera habitual pertenecen a un círculo de gente al que es muy complicado entrar. A otros, el golf simplemente les aburre. Pero lo cierto es que se trata de un deporte en el que la emoción es uno de los nexos comunes entre todos los campeonatos. En un segundo todo puede cambiar y ni siquiera el mejor jugador puede dar por ganada una partida hasta el último hoyo. Las consecuencias pueden ser devastadoras para él.

Además, se trata de un deporte que ha ganado un gran reconocimiento a nivel mundial en los últimos años. No en vano, ha sido incluido en el programa olímpico de los Juegos de Río de Janeiro y lo seguirá siendo en los de Tokyo, en 2020. Eso hace que tengamos que destacar otra cosa: y es que, a pesar de que el público habitual de este deporte tenga una condición social concreta, eso no quiere decir que esté cerrado a personas que sean completamente diferentes. Este valor ha sido el que ha provocado que el golf sea, en pleno año 2019, un deporte olímpico.

Es bastante probable que el golf siga creciendo en el futuro. Es uno de los deportes que más de moda se está poniendo en los últimos tiempos y esto solo puede significar una cosa: el crecimiento continuo e inequívoco de este deporte que, además, en España ha dado una cantidad de campeones muy grande: Seve Ballesteros, Jon Rahm o el gran Sergio García, entre otros. No cabe la menor duda de que el golf seguirá siendo un deporte de referencia en nuestro país. Las instalaciones con las que contamos son el mejor argumento para ello.