¿Cuál es el mejor implante dental?

¿Cuál es el mejor implante dental?

Por autor: 

29 agosto, 2020

Los implantes dentales son la mejor solución odontológica para reemplazar la pérdida de un diente. Estos están hechos de titanio biocompatible con nuestro organismo y están diseñados para sustituir la raíz del diente, implantándose entre los huesos maxilares situados debajo de la encía mediante una cirugía, que por lo general suele mínimamente invasiva, quedando perfectamente integrados con los tejidos de la boca.

Así, cumplen con la función de la raíz dental y de base para la colocación de coronas o próstesis dentales. En resumen, los implantes permiten recuperar la estética y funcionalidad de un diente que se ha caído.

Pero, más allá de los beneficios de estética dental que ofrecen los implantes, los cuales tienen el mismo aspecto de los dientes naturales, también son un tratamiento seguro para  el reemplazo de dientes. Esto porque no afectan al resto de piezas dentales y si se utilizan materiales de calidad, no provocan ningún tipo de rechazo.

Asimismo, son una solución cómoda y estable que permite recuperar toda la funcionalidad del diente, permitiéndote masticar, sonreír y hablar con total confianza.

En cuanto a la salud, también tiene variedad de beneficios, ya que al reemplazar el diente perdido evitamos  múltiples efectos nocivos en nuestra salud bucal y general, como por ejemplo: dificultad para una masticación correcta, la cual a su vez ocasiona problemas de estómago por una mala digestión del alimento; el movimiento e inclinación incorrecto de los dientes adyacentes debido al espacio libre que queda en la boca, lo que puede ocasionar la pérdida de otros dientes; y la sobrecarga de la masticación que puede acarrear fisuras, desgaste prematuro e incluso fracturas.

¿Por qué colocarse un implante dental?

Como veníamos diciendo, los implantes dentales traen innumerables beneficios al paciente. Por ejemplo, previenen la resorción ósea; ya que si falta un diente, es decir, la corona y la raíz, el hueso se retira hacia atrás y cambia la apariencia física.

Y por otro lado, los implantes dentales también salvan los dientes adyacentes al de la perdida. En los casos en que falta solo un  diente, existen dos soluciones: hacer un puente con tres coronas o insertar un implante. En el caso del puente, los dientes adyacentes tienen que hacer desvitalizados, en cambio, cuando se inserta un implante dental, estos dientes no se tocan.

¿De qué materiales están hechos los implantes?

La gran mayoría de implantes dentales están elaborados con una aleación de titanio, un elemento químico completamente biocompatible con el organismo humano. Por lo que no provoca alergias o incompatibilidad. Sin embargo, esta no es la causa de que se produzca el rechazo a un implante, ya que esto se debe a que el hueso no ha cicatrizado correctamente.

Sin embargo, algunas clínicas también se colocan implantes de zirconio, aunque se trata de un material cuyo uso no está tan extendido.

A primera vista, ambos materiales tienen propiedades parecidas, pues ambos son biocompatibles con el cuerpo humano, sin embargo aún se encuentran estudiando sus propiedades a profundidad.

¿Cuáles son los tipos de implantes más utilizados?

El equipo especialista en implantes dentales de La Clínica Dental Equipo de la Torre nos comentan cuales son los implantes más utilizados en los consultorios odontológicos:

Implantes endo-óseos u osteointegrados

Los implantes endo-óseos están diseñados para ser colocados en los huesos maxilares o en el hueso de la mandíbula. Una vez ha finalizado la osteointegración del implante, se puede proceder a colocar la prótesis. Existen tres tipos diferentes:

  • Implantes dentales de tornillo:Son los más pedidos,  ya que son los que ofrecen mejores resultados, más duraderos y con un menor tiempo para completar la osteointegración. Se llaman así porque tienen forma de tornillo y están fabricados de titanio, el material biocompatible por excelencia con el cuerpo humano.
  • Implantes dentales cilíndricos:Están hechos a base de titanio y, aunque son menos utilizados, destacan por tener unas perforaciones que le permiten al hueso desarrollarse en su interior, fijándose a la perfección. La principal desventaja es que es un proceso lento, en el que hay que invertir bastante tiempo hasta conseguir que el hueso se adapte al implante.
  • Implantes dentales de láminas: Son los menos utilizados, ya que sus resultados varían en función del tipo de diente en que se integren y además, no son recomendables cuando la pérdida del diente ha sido total. En la antigüedad, si eran mucho más utilizados para reemplazos en huesos anchos y profundos, como por ejemplo, en el caso de un incisivo central del maxilar superior.

Implantes subperiósticos o yuxta-óseos

Estos están compuestos por una estructura de metal, en forma de silla, que se coloca debajo de las encías del hueso de la mandíbula, adaptándose al hueso para fijarse correctamente.

Se usan solo en ciertas ocasiones, como por ejemplo, cuando el paciente tiene una altura ósea muy reducida. Su principal desventaja es que tienen una estructura más amplia que los endo-óseos u osteointegrados y por lo tanto requieren de unas operaciones quirúrgicas más importantes, lo que hace que en ocasiones ni si quiera llegue a producirse la osteo-integración completamente.

Implante dental de carga inmediata

Con este tipo de implante no es necesario abrir la encía para insertar el implante. Lo que se hace es que se coloca el implante dental y se fija la corona en el mismo momento, por lo que  es necesario que haya una buena cantidad de hueso. Es muy poco frecuente ya que en la zona del implante no puede haber ninguna infección.

Implante dental en dos fases

En la primera fase se introduce el implante y se integra en el hueso. Luego, pasados entre 3 y 6 meses en función de la zona que sea, se coloca el pilar y la corona en la segunda fase.

¿Cuáles son las principales marcas de implantes dentales y sus características?

Hoy en día, existen en el mercado una amplia variedad de fabricantes de implantes, aunque siempre hay unas con mayor reconocimiento y preferencia porque son las que ofrecen mejores resultados a nivel de funcionalidad y sujeción. Algunas de estas son:

  • Straumann. Los implantes Straumann son, probablemente, los más buscados por los pacientes ya que son una marca suiza muy conocida.
  • Aviment. Marca española de implantes muy versátil, con modelos que cuentan con ambos sistemas de fijación: interna y externa, y que por lo tanto, pueden emplearse para un mayor número de casos.
  • Nobel Biocare. Esta también es una marca suiza, una de las primeras compañías de su ámbito. Cuenta con una amplia gama de implantes, con diferentes características para elegir, en cuanto al sistema de sujeción y a la forma de las espirales.
  • BTI. Esta empresa española  se fundó en 1999. Además de ser conocida a nivel internacional gracias a la confección de sus implantes, resalta por su constante investigación y desarrollo de nuevos materiales y técnicas.
  • Klockner. La marca Klockner, fundada en España y es muy reconocida a nivel nacional.
  • Thommen. Es otra de las marcas más reputadas de Suiza y que ofrece soluciones implantológicas a pacientes con distintos requerimientos.

Finalmente, dado que cada implante y marca cuenta con sus propias características, la mejor forma de saber qué marca de implante dental es la adecuada para ti es poniéndote en manos de un dentista. Este se encargará de llevar a cabo un estudio de tu boca, aplicando diferentes pruebas odontológicas, para poderte recomendar el tratamiento más adecuado para tus requerimientos; y solo así podrás obtener un diagnóstico especializado y podrás resolver todas tus dudas en cuanto a los implantes dentales y su procedimiento.

De hecho, a pesar de que siempre tendrán en cuenta las preferencias de los pacientes, hay casos en los que se tendrá que optar una u otra marca concreta, aunque no se trate la principal selección.

¿Cuáles son las fases de colocación de un implante?

Independientemente de que se trate de implantes endo-óseos u osteointegrados o de implantes subperiósticos o yuxta-óseos, las fases de colocación en ambos casos son las mismas:

  1. Estudio de diagnóstico. El primer paso es realizar un  estudio de diagnóstico completo que permita comprobar la viabilidad del implante. Para esto se debe conocer la altura, anchura y densidad ósea del paciente. Esto generalmente se realiza mediante un TAC dental 3D y con la toma de modelos de estudio.
  2. Colocación del implante. Una vez realizado el estudio, el segundo paso, consiste en la colocación del implante.
  3. Retirada de puntos de sutura. Luego se programa una cita para retirar la sutura entre los 7 o 15 días siguientes, que es cuando comenzará el proceso de osteointegración.
  4. Fabricación de la prótesis. Cuando dicho proceso de osteointegración ha finalizado, se procede a colocar la corona o prótesis dental.
  5. Mantenimiento de la prótesis. Y por último, para garantizar el éxito del implante, se recomienda llevar un buen mantenimiento y realizar revisiones rutinarias para garantizar que el tratamiento ha cumplido con su objetivo.

Como mencionamos anteriormente, en algunos casos, se puede colocar el implante y la prótesis el mismo día de la intervención, acortando muchísimo los tiempos de tratamiento y ofreciendo una gran comodidad al paciente.