Comparsas y disfraces: la tradición de los carnavales en España

Comparsas y disfraces: la tradición de los carnavales en España

Por autor: 

4 marzo, 2021

El carnaval es tiempo de diversión, tradición, imaginación y originalidad. Sus orígenes se remontan a la Edad Media  y nació con el único objetivo de coger fuerzas antes de la llegada de la Cuaresma. Esto porque durante dichas fechas, había que practicar la abstinencia con comidas frugales en las que estaba prohibida la carne, lo que hacía que el pueblo se entregase al desenfreno de la fiesta de carnaval. Y es que en carnavales (casi) todo está permitido y hay una energía positiva especial contagiosa.

La tradición del carnaval es muy distinta para cada país del mundo, pero todas tienen en común esas ganas de pasarlo bien. Además no suelen faltar los disfraces coloridos y las máscaras, que antiguamente representaban parodias de personajes populares. Para todos, este es el momento de olvidarse de convencionalismos o pudores y dejarse llevar por el espíritu más festivo de la fiesta cristiana menos religiosa de todas.

Los carnavales de España

Por su parte, España es muy rica en festejos y tradiciones, donde el carnaval no es la excepción. Aunque los de Cádiz y los de Santa Cruz de Tenerife -hermanados desde 2014- son los que tienen más renombre en España y son uno de los más visitados y celebrados a nivel mundial, no son los únicos que vale la pena mencionar. De hecho, hay un carnaval por cada pueblo de España con cientos de interesantes tradiciones y leyendas rurales que han sobrevivido al paso de los siglos, de las prohibiciones durante algunos años en España y a que pasa de generación en generación. Conozcamos algunos de los más famosos y de las tradiciones más coloridas:

La guasa de Cádiz

Cádiz es el lugar por excelencia del carnaval en España y no precisamente por sus disfraces. En la ‘Tacita de Plata’ presumen de chirigotas, música, comparsas y guasa que inundan las calles de la ciudad y que tienen su máximo apogeo en el Gran Teatro Falla donde se lleva a cabo durante un mes el Concurso oficial de agrupaciones carnavalescas de Cádiz (COAC).

Música y disfraces en Santa Cruz de Tenerife

Por su parte, Santa Cruz de Tenerife es música, disfraces, purpurina, lentejuelas y plumas. En carnaval, la ciudad se convierte en una explosión de color y diversión, que culminan con la elección de la Reina de los Carnavales; siendo el entierro de la Sardina es el espectáculo más irreverente y desenfadado de todo el carnaval.

Esta fiesta traslada a todos sus visitantes a un mundo de personajes, bailes y diversión que se adueña tanto del día como de la noche, mientras las más magnificas carrozas desfilan por las calles llenas de gente. De hecho, esta es una fiesta tan grande que desde 1987 figura en los Records Guiness con la mayor participación de público –más de 200.000 personas- en un baile celebrado al aire libre.

Cuando el Carnaval termina, le sigue  otro fin de semana de piñata para despedir definitivamente los festejos, mientras que el tinerfeño le dice adiós llorando de pena.

Por otro lado, en Santa Cruz de La Palma, los lunes se tiñen de blanco durante el carnaval. Esto como una forma de conmemorar la llegada de los indianos que regresaban tras haber hecho fortuna en tierras cubanas.

Así, todo el mundo se viste de blanco de pies a cabeza (guayabera, pantalones blancos y sombrero panameño) y se produce un desfile al más puro estilo cubano al ritmo de guajiras, guarachas o guaguancós y mientras se lleva a cabo una guerra de polvos de talco que ‘blanquea’ todavía más a la ciudad y a los participantes.

La celebración comienza por la mañana con ‘La espera’ mientras los indianos se van congregando en la plaza del Ayuntamiento hasta la llegada del Cónsul de Cuba y de la Negra Tomasa, un personaje más que icónico en la fiesta. Cuando llega a la plaza es el comienzo oficial de la fiesta que dura hasta la tarde en los bares y restaurantes de la ciudad hasta que finaliza con el desfile y pasacalles que pondrán el punto y final con una verbena. Todo un despliegue de tradición y alegría.

Las tradiciones actuales

Las celebraciones del carnaval como las conocemos hoy en día tienen muy poco que ver con las fiestas originales. Estas se han ido transformando a través de los años y dependiendo del lugar en el que se celebre.

Por lo general, consisten en un período de diversión en que los habitantes salen a la calle disfrazados (o enmascarados) y se reúnen para disfrutar de conciertos, música, bailes tradicionales, banquetes y todo tipo de actividades, e incluso, en algunos casos, acompañados por desfiles de carrozas.

A continuación, describimos algunas de las tradiciones en las que uno podrá participar si celebra el Carnaval en España:

  • El “Entierro de la Sardina”

Como mencionamos anteriormente, Santa Cruz de Tenerife tiene una tradición  bastante famosa llamada el “Entierro de la sardina”. Este sucede una vez completada la semana de Carnaval y consiste en una parodia de la procesión fúnebre, que termina con la quema de una sardina, el Miércoles de Ceniza, para simbólicamente enterrar el pasado y acoger la primavera y la renovación.

  • Las Chirigotas humorísticas de Cádiz

En el Carnaval de Cádiz, te puedes entretener con las famosas “chirigotas”, las cuales se tratan de agrupaciones que cantan por las calles coplas satíricas y humorísticas acerca de temáticas de la sociedad.

  • Las Comparsas de Tenerife y Cádiz

Tenerife y Cádiz comparten una tradición muy popular: las comparsas. Por ejemplo, en Cádiz estas son el equivalente de una chirigota pero con más estilo. Es decir que suelen ser una crítica poética más exigente con un tono menos humorístico y satírico que la anterior.

Además que también se organiza el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas para dar diferentes premios a las mejores chirigotas, comparsas, coros y cuartetos carnavalescos.

Las comparsas en el Carnaval de Tenerife son muy diferentes. Allí se trata de un verdadero espectáculo con un desfile que reúne tanto baile, como música y disfraces.

  • Las Murgas de Badajoz, Cádiz y Tenerife

Para divertir a la gente aún más durante estas celebraciones, en varios municipios, incluso Cádiz y Tenerife, se representan las “murgas”.

La murga es un género teatral inspirado por las chirigotas que mezcla teatro satírico con música y que suele ser una denuncia social o crítica en tono de humor de los eventos pasados interpretada por un grupo de aproximadamente diez personas, que a veces pueden conformar grupos femeninos e infantiles, aunque siempre suele ser una tradición más reservada para las voces masculinas.

  • Las Reinas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife

Como te comentamos anteriormente, las celebraciones de los carnavales de Tenerife suelen terminar con la Gala de Elección de la Reina del Carnaval.

Para obtener el cetro, las candidatas se visten con majestuosos trajes, que pueden llegar a pesar hasta entre 150 y 200 kilos, que lucen con honor esperando ser las elegidas. Tanto así, que la tradición ha comenzado a extenderse y también se celebra ahora la elección de la Reina Infantil y la Reina del Carnaval de los Mayores.

  • El Peropalo de Villanueva de la Vera.

En esta localidad de Cáceres el Peropalo es el centro de la fiesta. Se trata de un muñeco que representa a un villano cobrador de impuestos, el cual, los participantes de la tradición  confeccionan y luego le llevan a su quema. Por supuesto, acompañándole de bailes, canciones, juegos y ceremonias.

  • Águilas y la Mussona.

En la ciudad costera murciana se vive uno de los carnavales más festivos, con desfiles nocturnos y mucha música, siendo el acontecimiento más popular la suelta de la Mussona.

Esta se trata de un ser mitológico, mitad humano mitad bestia, con un disfraz y maquillaje que siempre sorprende. A este le acompaña un séquito de otros personajes alrededor del cual se siguen ritos y festejos.

  • Las máscaras y los disfraces como el centro de las celebraciones

Una de las características del carnaval que más gusta a sus seguidores, es que es un tiempo de descontrol. Incluso, La Casa de los Disfraces, expertos en disfraces para todas las ocasiones, nos cuentan que  los católicos en Italia y más precisamente en Venecia empezaron con la tradición de llevar mascaras y vestirse con “la piel de otros” justamente para garantizar el anonimato mientras se entregaban a los prohibido y lo picaresco durante la celebración.

Por supuesto, las máscaras y el maquillaje vienen acompañados por la alegría y una mezcla de todas las clases sociales, religiones y géneros.

  • Los instrumentos tradicionales del Carnaval

Entre los instrumentos más utilizados durante estas celebraciones destacan:

  • La matraca o carraca, un instrumentos musical de percusión  que se utiliza también en las iglesias españolas durante la Semana Santa.
  • El Kazoo o Mirlitón, que es un instrumento usado desde principios del siglo XX por las comparsas, chirigotas y cuartetos en el Carnaval de Cádiz y de Tenerife.
  • La caja y el bombo, que es un tipo de tambor.
  • La guitarra, la bandurria y las claves.