Un hotel de lujo en Barcelona

Un hotel de lujo en Barcelona

Por autor: 

16 Abril, 2016

No soy yo mucho de recomendar cosas por internet, entre otras cosas porque soy de los que pienso que cada persona es un mundo, y que para gustos los colores. Es decir, que lo que a ti te gusta, yo lo puedo odiar, y viceversa. Pero hay cosas que son de cajón. Y una de ellas es mi visita a los apartamentos Boria BCN, la verdad es que lo voy a recomendar, porque se trata de un auténtico hotel de lujo en Barcelona. Así, sin paños calientes. Pero como diría aquel, os daré datos.

Ya de por sí, el sitio es una maravilla. Se trata de un edificio  ubicado en pleno barrio de mercaderes medievales. Así que las vistas desde la ventana son espectaculares, ya que sigo pensando que Barcelona es una de las ciudades más bonitas de España. A pocos metros te das de bruces con el barrio de El Born, con edificios tan relevantes como la iglesia de Santa María del Mar, el Museo Picasso o el mercado de Santa Caterina, al lado de las tiendas de moda más actuales, así que si quieres quedar bien con tu parienta, ya sabes lo que tienes que hacer. Es un entorno de encanto especial, calles con sabor y una gran vitalidad.

Este hotel dispone de 11 habitaciones, creo que si buscas un sitio de lujo, ésa es la cantidad perfecta, sin mucha gente para un mejor trato.  En mi caso opté por una habitación doble superiores, una estancia espaciosa, cuidadosamente decorada, con muebles y complementos que combinan en perfecta armonía con pinturas contemporáneas que decoran sus paredes. Una gozada para la vista y para el descanso.

Servicios

Pero si por algo se define un hotel de lujo es por los servicios. Toma papel y boli porque estas son todas las cosas que puede encontrar durante mi estancia. Por supuesto Internet y acceso WI-FI gratuito, pero también aspectos tan necesarias como servicios de conserjería, recepción 24 horas, aire acondicionado, áreas para fumadores, lavandería y tintorería. Y luego los detalles que hacen rizar el rizo, pues tengo servicios como fax/fotocopias, servicio de masajes en la habitación, no dudéis de que lo contraté, consigna, alquiler de coches, alquiler de bicicletas, que es la mejor forma para ver la ciudad, o peluquería bajo petición.

En la habitación había caja fuerte, flores frescas, secador de pelo, música, ducha, TV vía satélite, cuna bajo petición, teléfono directo y  plancha. Y una cosa que yo agradecí bastante que fuera insonorizada, ya que teníamos que levantarnos pronto para visitar la Sagrada Familia, uno de los monumentos más visitados. Puedo deciros que he estado en otros hoteles donde parecía que tenía a los de la habitación de al lado a mi vera. Y os prometo que es insoportable cuando sabes que a las 7 de la mañana te tienes que levantar.

¿Qué os parece estos apartamentos con encanto en Barcelona? Yo los recomiendo 100%. Bien sea por asuntos de negocio, de viaje de placer o en familia, es una gozada. Y sobre todo, el trato de la gente es exquisito. Así pues, si queréis tomar mi ejemplo, ya sabéis donde tomar alojamiento si decidís visitar la ciudad condal.