Una piscina privada, un lujo al que tienen acceso cada día más españoles

Una piscina privada, un lujo al que tienen acceso cada día más españoles

Por autor: 

16 junio, 2022

¿Qué es para vosotros el lujo? ¿Qué englobáis dentro de esa categoría? Seguro que las respuestas son de lo más variopintas puesto que estamos hablando de un asunto que es completamente personal y que depende de los ojos con los que cada cual lo mire. Hablamos de una de las cuestiones más subjetivas con las que tenemos contacto a lo largo de nuestra vida. Y, por supuesto, todas y cada una de ellas merecen ser tenidas en cuenta con el máximo respeto y en cualquier debate que sobre ellas se genere.

En materia de vivienda, son muchos los lujos con los que podemos fantasear o que podemos introducir. Lo primero en lo que es posible que pensemos es el espacio, que es de enorme importancia a la hora de tener una vida cómoda y en la que gocemos de esa tranquilidad que tanto nos hemos ganado. Sin embargo, es evidente que hay muchas maneras de disponer del lujo en nuestra propia vivienda. Una de las más importantes y de la que os vamos a hablar en los párrafos que siguen es la piscina, un elemento que puede hacer de nuestro verano algo mucho mejor.

La Comunidad de Madrid es una de las regiones en las que más se disfruta de un lujo como es el tener una piscina en nuestro propio domicilio según una noticia que publicó el diario El País en su página web allá por el mes de agosto del pasado año. Según dicha información, en este territorio hay dos piscinas privadas por cada 100 habitantes, un registro que no puede contabilizarse casi en ningún otro lado de nuestro país. Y la tendencia viene siendo al alza, así que es posible que, de cara al futuro próximo, esa cifra que os acabamos de transmitir cambie y siga creciendo.

En general, en todos los lugares de la geografía española está creciendo el número de piscinas privadas, por lo general construidas en chalets unifamiliares. La gente ha empezado a considerar esas piscinas como un elemento de principal utilidad a la hora de garantizar una cierta calidad de vida y no es para menos, porque está claro que se trata de algo que consigue hacer que nos enfrentamos a nuestros quehaceres habituales habiendo sido capaces de sacar el máximo provecho posible de nuestro tiempo de asueto y descanso. Los profesionales de Stocknet Vallès nos han indicado que ese puede ser el motivo por el que está aumentando en los últimos años en España la necesidad de contar con productos para tratar y mantener el agua de las piscinas.

Las piscinas públicas pierden adeptos 

No nos está extrañando en absoluto que haya cada vez menos gente que tenga ganas de acudir a una piscina pública. Es de justicia reconocer que la pandemia ha tenido una gran influencia a este respecto, porque está claro que ahora hay mucha gente que suelen tener muchos reparos a la hora de acudir a un sitio en el que hay cientos de personas. Es evidente que resulta lógica esta manera de pensar y que eso es lo que, al menos en parte, ha conducido a que las piscinas privadas se hayan convertido en la decisión ideal para buena parte de la población de este país.

La tendencia se va a seguir extendiendo de cara al corto y medio plazo. La apuesta por las piscinas privadas está agrandando esa sensación de que en las piscinas públicas hay muchas desventajas derivadas sobre todo de la falta de seguridad y del exceso de bañistas, algo que impide muchas veces que tengamos la experiencia que queremos realmente para disfrutar de lo que debería ser una jornada de verano de reposo, de relax, de disfrute.

Además, y parecerá una tontería pero realmente no lo es ni mucho menos, hay que recordar que las piscinas públicas están sujetas a un horario. ¿Qué ocurre si las personas que trabajan en turnos partidos no pueden disponer del tiempo libre necesario para bañarse hasta las 8 de la tarde? A esas horas, casi ninguna piscina pública va a estar abierta. Sin embargo, una que tengamos en casa va a estar ahí para nosotros y nosotras cuando realmente lo queramos, incluso por la noche, un momento del día en el que cada vez más personas se bañan.

Disponer de una piscina en casa es algo que hemos dicho que puede ser considerado un lujo pero que puede convertirse en una realidad de un modo mucho más fácil de lo que nos pensamos. No es algo absolutamente imposible si contamos, eso sí, con el espacio suficiente para su instalación. Desde luego, lo que no se puede negar es que la piscina es un elemento que nos ayuda a conseguir una vida mucho más fácil y llevadera. Ojalá que, en algún momento, todos y todas tengamos la posibilidad de acceder a una que sea privada. Notaremos la diferencia con respecto a la pública.