La aromaterapia combate el estrés durante el embarazo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Para calmar la ansiedad opta por la aromaterapia, ya que puede ser la solución a tus problemas. Consiste en proporcionar bienestar a través de aceites esenciales que se extraen de distintas partes del vegetal: de las hojas, flores, corteza, madera, piel, semillas, bayas, resinas, bulbos…

Es muy importante que sean 100% puros. En el sistema límbico hay un órgano que conecta los aromas con las emociones, por lo que el olfato y el cerebro están conectados.

Los profesionales El Árbol de la Vida explican que los aceites esenciales mejoran el estado de animo y limpian las energías negativas, además te hacen destacar ya que los olores captan la atención de la gente.

La aromaterapia en el embarazo

Durante el embarazo, es aconsejable tranquilizarse y relajarse. Para conseguir el bienestar opta por encender una vela perfumada o un baño caliente, porque tiene múltiples beneficios para la mente.

Tienes que saber que la aromaterapia combate el estrés durante el embarazo y el posparto. Los aceites esenciales se emplean en las embarazadas para paliar las náuseas, el malestar y los ardores.

También se utilizan para equilibrar los problemas intestinales y estomacales. Son aconsejables para realizar masajes en el periné, sobre todo, en mujeres que no han tenido hijos antes.

La revista Centromaternalia explica que si la futura mamá tiene ansiedad, la mejor opción es aspirar 5 veces seguidas el aceite de lavanda.

Un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine comprobó que el uso de aceites esenciales contribuía a reducir el umbral de ansiedad en varias mujeres embarazadas.

El estudio analizó las esencias de lavanda y bergamota y descubrieron que estos aceites pueden traer beneficios al estado de bienestar general.

El estudio informa que el sistema límbico se beneficia al inhalar fragancias como estas, porque bajan los umbrales de agresión y ansiedad.

Aconsejan que en los primeros meses de embarazo también son buenas las esencias de naranja, limón, pomelo y menta, porque calman la sensación de náuseas.

La aromaterapia puede ayudar a anular los pensamientos negativos, centrándose en el presente. Si la futura mamá tiene insomnio, puede utilizar la lavanda, porque relaja, calma las emociones, favorece el sueño y reduce la ansiedad.

Es recomendable añadir un par de gotas de aceite esencial de lavanda sobre la almohada antes de irse a dormir.

Si la embarazada tiene las piernas hinchadas, puede aliviar esas molestias, realizando un masaje con aceite de ciprés, porque contribuye a mejorar la circulación sanguínea.

Para combatir las náuseas matinales es recomendable que huela nada más despertarse el aceite de menta. Otro de los síntomas habituales es el cansancio, la mejor opción para que la gestante tenga más energía es realizarle un masaje con un aceite de cardamomo.

El aceite esencial de albahaca es idóneo para los dolores de cabeza, así que lo único que tiene que hacer es abrir el frasco y oler ese aceite.
Otros productos que también reducen el estrés son los aceites de clavel, cedro o el de sándalo.

Debes tener en cuenta que los aceites fotosensibilizantes, como son los cítricos, deben evitarse en zonas expuestas al sol, porque pueden aparecer manchas en la piel.

Es fundamental que la embarazada evite oler aceites esenciales que les resulte desagradables, porque puede hacer que aumenten sus náuseas.

Las fragancias para el parto

No te pierdas las fragancias que pueden ayudar a la madre en el parto.

Lavanda y manzanilla: Estos aceites son aconsejables en las fases del parto, para relajarse y así intentar controlar la respiración y por tanto las contracciones. La lavanda y manzanilla tienen efectos equilibrantes, relajantes, calmantes y analgésicos.

Salvia: Encender una vela de esta fragancia aumenta la oxitocina, hormona que favorece el parto. La salvia también ayuda a reducir los niveles de ansiedad y estrés, además, tiene propiedades antiespasmódicas, antidepresivas y antisépticas.

Mandarina: Relaja la mente gracias a sus propiedades estimulantes y sedantes.

Rosa: La esencia de rosa disminuye la ansiedad en el parto.

Aromaterapia en el post embarazo

Con la llegada del recién nacido, los padres necesitan momentos de tranquilidad, para lograr el bienestar y el equilibrio interior. Pueden utilizar las velas aromáticas y los aceites esenciales para evitar el estrés.

En el embarazo aparecen estrías, por lo que los aceites esenciales pueden emplearse para hidratar zonas como el pecho, el abdomen y las caderas.

Otra de sus ventajas es que actúan como preventivo, crean mucha elasticidad y estos productos se absorben de una forma muy rápida.

Después del parto y como consecuencia de la lactancia, es normal que aparezcan grietas en el pezón. Es muy importante usar los aceites esenciales, porque ayudan a la cicatrización de esas grietas.

No te preocupes por el bebé, porque son productos naturales 100%, sin pesticidas y testados.

Noticias relacionadas

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Noticias recientes

Lápices de lujo

El arte de dibujar va ligado intrínsecamente al instrumento con el que se dibuja: el

Compartir

Scroll al inicio

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.