Cómo actuar ante una venta fraudulenta

Cómo actuar ante una venta fraudulenta

Por autor: 

18 octubre, 2021

En los últimos años se ha observado un constante crecimiento de determinadas prácticas comerciales cuyo valor ético y moral es cuestionable, sobre todo ahora con lo fácil que es ofertar un producto por Internet y conseguir una venta.

Así que para que no caigas en estafas y termines siendo víctima de una venta fraudulenta, hemos elaborado un artículo con todo lo que necesitas saber para evitarlo o reaccionar ante un caso.

Las diferentes caras del fraude

Ya sabrás que es muy común en la Internet estas prácticas, dirigidas normalmente a personas de avanzada edad, en las que comunica la noticia de haber sido agraciados con un estupendo y tentador regalo, citándolos para su recogida en un lugar determinado, normalmente un hotel y sin ninguna obligación de compra ni otro compromiso que el escuchar durante uno o dos horas una charla promocional que puede versar sobre unas vacaciones de ensueño o un producto específico para el hogar. O peor aún, un premio que puedes reclamar con solo acceder a un enlace.

Así, esta es una de las tantas formas que asumen las estafas. Y es que suele suceder que después de querer reclamar este gran premio, la persona termina encontrándose con un contrato que debe firmar para gozar de “un maravilloso producto o servicio” el cual a veces ni existe.

Asimismo, los comerciales en cuestión suelen informar engañosamente de las facilidades de devolución del producto si tras pensárselo durante un determinado plazo deciden devolverlo, y es aquí cuando se suele llevar a engaño al consumidor ya que se le suele indicar que basta para devolver el producto con una simple llamada telefónica. Sin embargo y a pesar de la llamada del consumidor dirigida a resolver la venta, una vez transcurrido el plazo legal se les exige de manera apremiante y acosadora el pago del precio bajo amenaza de demanda en los juzgados.

Así, en este tipo de casos, en especial si ya eres víctima de uno y no sabes como reaccionar, queremos recordar las condiciones en las que debe efectuarse el derecho de un desistimiento en alguna compra, en pro de ayudarte a revertir el fraude:

  • El plazo para el ejercicio del derecho de desistimiento y siempre y cuando el vendedor no haya otorgado otro mayor, será de catorce días hábiles desde la entrega de la cosa objeto de la venta o desde la celebración del contrato si éste se refiere a la prestación de servicios.
  • El vendedor está obligado a otorgar al comprador documento informativo sobre las condiciones del ejercicio del derecho de revocación o desistimiento.
  • Si se trata de un desistimiento expresamente atribuido por la ley, el vendedor deberá además hacer entrega del documento de desistimiento, identificado claramente como tal, que exprese el nombre y dirección de la persona a quien debe enviarse y los datos de identificación del contrato y de los contratantes a que se refiere. En caso de incumplimiento de esta obligación de información el plazo para ejercitar el desistimiento será de tres meses.
  • El ejercicio del derecho de desistimiento no implicará gasto alguno para el consumidor y usuario, y éste no tendrá obligación de indemnizar al vendedor del desgaste o deterioro del producto ocasionado para su prueba en orden a tomar una decisión sobre su adquisición definitiva.
  • Ejercitado el derecho de desistimiento el vendedor debe restituir al comprador el precio del producto o la parte del mismo se hubiere abonado en un plazo máximo de 30 días, transcurrido dicho plazo sin que el consumidor haya recuperado la suma adeudada tendrá derecho a reclamarla por duplicado.
  • En el caso de que el precio a abonar por el consumidor haya sido total o parcialmente financiado mediante un crédito concedido por el comerciante o por un tercero (previo acuerdo de este con el comerciante), el ejercicio del derecho de desistimiento implicará la resolución del contrato de crédito sin penalización alguna para el consumidor y usuario.

El fraude online

Si es verdad que ya no son tantos los intentos de timo en persona y que ya nos los conocemos todos (o eso creemos), ahora los estafadores buscan a sus víctimas en la comodidad de la Internet en donde solo tienen que esperar a que caigan en la trampa con un clic.

Así que en caso de haber caído en un fraude a través de la pantalla te damos los siguientes consejos, cortesía de los expertos en defensa legal del Bufete Trujillo:

Para prevenir:

En caso de estar manipulando ordenadores públicos o de otras personas te recomendamos:

  • Borrar las cookies, formularios e historial y desactivar la opción «autocompletar»
  • No hacer transacciones económicas
  • Cerrar todas las sesiones al acabar.

En caso de estafa:

  • Hablar con el banco, ya que algunos tienen seguros antiphising.
  • Hacer una denuncia en la comisaría; incluso, si el importe es bajo. Si hay más víctimas, intentan hacer una denuncia conjunta.
  • Modifica rutinas en la Red para que no vuelva a ocurrir. Por ejemplo, sigue los pasos que te damos en este artículo para mantenerte seguro mientras compras en al web.

En caso de un abuso de parte del proveedor:

En caso de haber recibido un mensaje fraudulento:

  • Lo primero que debes saber es que las entidades financieras, comercios y Administración nunca mandan E-mail para solicitar datos de acceso o bancarios.
  • Las astucias para pedir datos personales son: problemas técnicos, seguridad, premios… Por ejemplo, muchas estafas empiezan advirtiendo de que se ha hecho una compra con la tarjeta y para anularla hay que pulsar un enlace.
  • Otro signo de alarma es que el correo fraudulento trata de forzar una decisión inmediata.
  • También, muchos de estos mensajes suelen contener errores gramaticales.
  • Lo más recomendable es que en caso de tener duda, intentes contactar con la empresa que está enviando el supuesto correo para corroborar su autenticidad.

Para las compras electrónicas:

  • No se debe comprar si el vendedor no inspira confianza.
  • Desconfía de las ofertas demasiado buenas.
  • No introduzcas el número de la tarjeta donde el pretexto es comprobar la edad.
  • No facilites más datos personales de los necesarios.
  • Al enviar información bancaria, comprueba que estás en una página segura. Es decir, que su dirección empiece con https://.
  • Comprueba que los cargos recibidos se corresponden con los realizados.
  • Guarda los justificantes.
  • Si en el plazo establecido no se recibe el producto y no hay respuesta del comerciante, acude al banco y anula el cargo.
  • Si el producto recibido es inferior al contratado, exige su reposición. Si la tienda se niega, denuncia y anula el cargo.

No caiga en fraudes

Aunque siempre hay una forma de revertir el fraude, lo mejor es evitar caer en él. Para esto, no solo hay ciertas medidas preventivas que debemos seguir, sino que también ayuda mucho estar al tanto de los medios a los que apelan los estafadores para hacer que sus víctimas caigan.

En este sentido, los expertos indican que han observado tres tipos de fraude que se cometen de manera frecuente:

El primero consiste en solicitar cantidades para apartar un inmueble. Este tipo de fraude consiste en pedir pagos anticipados al comprador sin que exista una garantía del inmueble, el cual, muchas veces no existe:

“Ya sea por parte de una persona física o una inmobiliaria fantasma que busca obtener dinero sin mostrar el inmueble al interesado y citarlo en oficinas fantasma, dando largas a la entrega de la vivienda para después desaparecer con el enganche solicitado”

El segundo tipo de fraude, también en el sector inmobiliario, consiste en una venta duplicada. Es decir,  la vivienda ofertada es vendida por el dueño dos veces o más.

“En este caso, la primera persona que hizo la compra puede ser la dueña y las personas que también hicieron la compra resultan estafadas. A pesar de que se firma un contrato ante un notario, éste no manda un aviso preventivo de compraventa, y cuando otra persona verifica el registro y no existe una solicitud de compra, dicho inmueble puede ser vendido en varias ocasiones”

El tercer tipo de fraude de los inmobiliarios, el cual nos recuerda mucho al primero, consiste en ofertar inmuebles que en verdad no se encuentran en venta y el comprador no es realmente el propietario del inmueble, por lo que con engaños solicita abonos adelantados a la persona interesada en comprar el inmueble:

“Para evitarlo, se recomienda solicitar al vendedor el título de propiedad del inmueble, hacer un sondeo en la zona para verificar que realmente esa persona viva ahí y que el inmueble se encuentre a la venta, además de evitar proporcionar documentos con datos personales que permitan al estafador utilizarlos para forzar la venta”.

Medidas a considerar

Para seguir con los ejemplos anteriores, los expertos recomiendan: “En primera instancia se puede recurrir al organismo defensor del consumidor según tu ciudad, donde se procede a emitir una queja al existir una relación comprador-vendedor. En dicha instancia, se emite una recomendación donde se cita a las partes afectadas para llegar a un acuerdo, ya sea por incumplimiento de contrato para evitar llegar a instancias mayores. En ésta se puede recuperar el anticipo realizado siempre que esté registrado el contrato”.

Otra opción, es acudir al Ministerio Público, donde se levanta un acta donde se indican los hechos, se presenta el contrato y la identificación del vendedor, y se procede a citar a las dos partes para determinar si se realiza un juicio que permita deslindar responsabilidades y poder recuperar el dinero depositado. En fin, hay muchas vías para atacar una estafa.