Una boda por todo lo alto

Una boda por todo lo alto

Por autor: 

19 Septiembre, 2016

Mi amiga Claudia se casó la semana pasada con su novio de toda la vida, José Manuel, un adinerado empresario dedicado al negocio de la hostelería. De verdad, que en toda mi vida había estado en una boda tan lujosa. El evento se celebró en uno de los hoteles del novio, alucinante, de cuento de hadas, creo que estuve con la boca abierta una buena parte del tiempo, al menos hasta que la borrachera me impidió seguir viendo nada más.

La ceremonia se celebró al aire libre, brillaba un sol espléndido y Claudia estaba guapísima, como me alegraba por ella. El novio, igualmente guapo, no dejaba de sonreír y miraba a Claudia embelesado. La orquesta contratada para la ocasión, fantástica, nos encantó. La entrada de la novia se produjo con el Canon en re mayor de Johan Pachelbel. Ese fue el momento en el que empecé a llorar y así continué toda la ceremonia, hasta que acabó.

Tras la ceremonia, nos ofrecieron un magnífico aperitivo, en el que todos los alimentos, seleccionados especialmente para la gran ocasión, lucían con una harmonía y un orden tan perfecto que parecían una verdadera obra de arte, de hecho lo eran, casi daba pena comerlos. Habían sido elaborados por los mejores cocineros y confiteros del país, verdaderos artistas que transformaban alimentos en piezas únicas e incomparables.

Un detalle fantástico, muy original y útil fue el regalo con el que los novios nos obsequiaron a las invitadas para nuestra mayor comodidad, en un evento celebrado íntegramente al aire libre, unas bailarinas monísimas y muy confortables. La novia, como no, se hizo con las suyas propias. Que relax poder quitarse los tacones… Éste y otros fantásticos detalles fueron adquiridos en la tienda online Bodas Dekore. Aquí se pueden encontrarlos regalos para invitados más originales del mercado, ya que cuentan con un amplio surtido de detalles de boda para hombres y para mujeres de todas las edades, detalles de comunión originales, bautizos, regalos de empresa y mucho más.

La barra libre, por supuesto, ofrecía las mejores y más selectas variedades, pudiendo degustar cualquier tipo de bebida que te puedas imaginar. Yo soy curiosa, y ya se sabe, curioseé de más, sobre todo con el champagne. Cada botella de la lujosa selección de este delicioso elixir rondaba los 900€. Consciente de que una oportunidad así es difícil que se vuelva a presentar, exprimí cada botella al máximo. No debería haberlo hecho, una buena parte de la fiesta ha caído en el olvido para siempre, y menos mal, porque por lo que me han contado, le tiré los tejos al padre del novio y con su señora esposa presente, que vergüenza…

El banquete  se celebraba también en el exterior y la comida que ofrecían, ni que decir tiene que fue lo mejor que he probado en toda mi vida. Todo estaba delicioso, pudiendo elegir entre el enorme y variado menú que ofrecía la carta, confeccionado para todos los gustos y teniendo en cuenta todas las restricciones alimenticias de los asistentes. Las personas alérgicas o que presentaban algún tipo de tolerancia alimentaria, los vegan@s y vegetarian@s, los crudiveganos y macrobióticos… tod@s pudieron degustar suculentas recetas elaboradas por l@s más grandes Chefs.

Los mejores y más originales detalles para invitad@s a un evento

Una boda es un acontecimiento especial en el que tanto los novios como los invitados visten preciosos trajes, calzado o peinados para la ocasión, que no siempre resultan demasiado cómodos. El calzado, a menudo suele ser el mayor de los problemas, sobre todo entre las mujeres, que se ven obligadas muchas veces por el dress code, muy habitual en las bodas.

Por eso una muy buena idea que se está imponiendo en las bodas de los últimos años, es regalar unas cómodas zapatillas, unas alpargatas o unas bailarinas, para poder disfrutar cómodamente del evento sin sufrir innecesariamente por pura vanidad.

Aunque esta práctica es más habitual entre las invitadas a la boda, los invitados no tienen que ser menos, y últimamente ya se pueden encontrar bodas en las que los invitados, también son obsequiados, igual que las invitadas, con unas cómodas zapatillas o alpargatas en diferentes tonalidades.