Sevilla, Córdoba y Granada, el esplendor del sur

Sevilla, Córdoba y Granada, el esplendor del sur

Por autor: 

10 mayo, 2018

Andalucía es, sin lugar a dudas, una de las regiones que más encanto tienen no sólo de toda España, sino del total de Europa. Jamás se ha visto tanto arte a tan poca distancia. Y es que la comunidad andaluza es un destino ideal. Aunque bien es cierto que abril y mayo son los meses en los que las ciudades andaluzas presentan sus mejores galas, lo cierto es que acudir hasta ellas es recomendable para cualquier época del año. Hacerlo incluso en invierno es adecuado.

El blog edreams.es publicó, en uno de sus artículos, diez razones por las cuales es imprescindible rendir visita a una ciudad como Sevilla, la capital de esa vasta y preciosa tierra que es Andalucía:

  • La primera razón es la de subir a La Giralda.
  • Disfrutar de las vistas de las Setas de Sevilla, la estructura de madera más grande del mundo.
  • Visitar el Palacio de la Condesa de Lebrija es otro de los puntos que no nos podemos saltar en el viaje.
  • La Plaza del Cabildo y sus arcadas apoyadas sobre columnas de mármol son, asimismo, una excelente alternativa.
  • Visitar el Real Alcázar de Sevilla es una parada obligada en el viaje, un lugar que ha sido considerado Patrimonio Histórico de la Humanidad.
  • El barrio de Santa Cruz y su olor a azahar.
  • Los jardines del parque de María Luisa constituyen uno de los rincones más tranquilos de la ciudad.
  • Era evidente que no nos podíamos olvidar de la Plaza de España, una verdadera obra de arte que identifica a Sevilla tanto como la mismísima Giralda.
  • Por supuesto, la Torre del Oro es otra de las paradas obligadas que existen en la ciudad.
  • El barrio de Triana respira arte por los cuatro costados y ese es motivo más que de sobra para tratar de no perderse una visita al mismo.

Pero Andalucía, tan chula ella, no podía conformarse sólo con Sevilla. A ella tenía que añadirle, además, ciudades como Córdoba y Granada. Ciudades que en cuanto a encanto y glamour están al mismo nivel que la mismísima capital de Andalucía. Veamos el porqué es imprescindible una visita a Córdoba según el portal web miviaje.es. El artículo menciona los siguientes cuatro puntos:

  • La Mezquita, una tremenda obra arquitectónica que desde hace muchos siglos se ha convertido en la principal seña de identidad de la ciudad y de todos aquellos y aquellas que la habitan.
  • El Alcázar de los Reyes Cristianos es, no obstante, otra de las joyas que Córdoba puede enseñar al mundo. Se trata de un antiguo palacio califal y de una antigua fortaleza. Su esplendor sí es contemporáneo.
  • No puede faltar una visita a la fantástica ciudad de Medina Azahara, situada a tan solo ocho kilómetros de la capital cordobesa.
  • Destaca el artículo un cuatro punto en el que asegura que Córdoba es una ciudad para experimentar, para hacer cosas diferentes. Entre ellas propone relajarse en un hamman o asistir a una exhibición de caballos en las Caballerizas Reales.

¿Y si hubiera que elegir?

Para muchas personas, especialmente por un elemento como es el tiempo, es imposible visitar en un mismo viaje Sevilla y Córdoba. ¿Cuál es la recomendación de parte de algunos guías turísticos profesionales? La verdad es que es que es una pregunta muy difícil de resolver a causa del esplendor que presentan dos ciudades como tales. Ni siquiera guías turísticos que operan en ambas ciudades, como los de Visitours, podrían decantarse por cualquiera de ellas. Lo único que es cierto es que, sea cual sea la elección, el disfrute y el aprendizaje que puede desprenderse de un viaje así están asegurados.

La elección puede ser, incluso, la ciudad de Granada, una urbe que no desmerece en absoluto a las dos de las que hemos hablado con anterioridad y que incluso cuenta con algo de lo que Sevilla y Córdoba no pueden presumir: Sierra Nevada. No es esta una mala elección, especialmente si somos aficionados al ski, ¿verdad?

Andalucía es una verdadera maravilla y disfrutarla es una posibilidad real para todos y todas. Lo mejor de todo es que su belleza permanecerá ahí por mucho que pasen los años. E incluso es posible que ciudades como Sevilla, Córdoba o Granada ganen todavía más belleza en las próximas décadas. La magia es algo que las define a la perfección.