Robos: un problema para las viviendas de lujo

Robos: un problema para las viviendas de lujo

Por autor: 

19 Enero, 2017

Por desgracia, vivir rodeado de lujo tiene sus problemas. Y es que de esta manera nos convertimos en un objetivo para todo tipo de delincuentes y ladrones. En España, el robo de viviendas ha sido muy común en los últimos años y todavía no se ha encontrado una fórmula para terminar con ellos. Como nos toca vivir con ello, lo único que podemos hacer al respecto es garantizarnos una buena defensa.

Y para ello, contar con la protección que otorga un gran gabinete de abogados es fundamental. Asesorarse ante sucesos como este cuando sabemos que nuestra vivienda puede ser un objetivo de robo es una obligación porque tenemos que saber qué hacer, cómo actuar y cómo conseguir que se repare el daño o las pérdidas que los delincuentes nos han ocasionado.

Creo que mi caso ilustra bastante bien lo que he querido transmitir con estos dos primeros párrafos. Desde hace algunos años, vivo en un chalet con piscina a las afueras de mi ciudad y desde el primer momento sabía a qué peligros me exponía con ello: robos. Sin embargo, me costó ponerme a trabajar, dar ese pasito para tratar de evitarlos y para saber cómo actuar en esos casos.

De hecho, no me interesé lo más mínimo en obtener esa información hasta que sufrí el primero. Cuando regresé a casa un sábado por la noche tras la cena de Navidad de la empresa en la que trabajo, me encontré la puerta del jardín abierta y una de las ventanas de la casa rotas. Me asusté mucho. Me habían robado e, inmediatamente, accedí al interior de la vivienda para comprobar qué se habían llevado. Mi sorpresa fue que los ladrones todavía no se habían marchado para cuando crucé la puerta.

Las consecuencias fueron un par de puñetazos y un fuerte golpe en la cabeza tras un empujón. Y un buen puñado de objetos robados: la televisión, varios ordenadores portátiles, pulseras de plata…Por suerte, los ladrones no habían descubierto el lugar en el que guardaba los objetos de más valor y las joyas. Pero estaba severamente advertido para la próxima.

Necesitaba asesoramiento y eso fue lo que encontré cuando di con la página web www.robovivienda.com, regentada por el gabinete de abogados Durán&Durán. Les conté lo que me había sucedido apenas unos días antes y me dieron una serie de pautas para actuar en el caso de sufrir un nuevo robo: mantenerse tranquilo y sereno, no entrar a la vivienda y, sobre todo, llamar cuanto antes a la policía. Convencido por sus explicaciones, decidí contratarles por si sus servicios me hacían falta en alguna ocasión, cosa que finalmente terminó por ocurrir.

Otro robo para el que ya estaba preparado

Apenas un mes después, la situación que me encontré al llegar a mi domicilio fue muy parecida: puerta del jardín abierta y ventana forzada. En esta ocasión, no obstante, tenía bien aprendida la lección, por lo que corrí hasta casa de mi vecino y llamé a la policía desde allí. A pesar de que la patrulla más cercana estuvo allí en un lapso no superior a los diez minutos, había sido imposible capturar a los ladrones.

Contacté entonces con mis abogados y me comentaron que lo que debía hacer en ese momento era hacer un recuento de todos los objetos que habían sido sustraídos y presentar sus facturas para que así fuera posible el reembolso de las cantidades de su valor de mercado. Además, me dijeron que desde el gabinete se encargarían de efectuar la reclamación ante nuestro seguro.

Efectivamente, así fue. Conseguí gracias a ellos una reposición económica por aquellos objetos que me habían robado y eso ayudó a paliar los efectos de la entrada de los ladrones. Además, los abogados se encargaron de informarme de que, al haber sido sustraído mi ordenador y por tanto también mis contraseñas, tenía que hablar con mi banco para cambiar mis claves.

Y es que el asesoramiento o la información son elementos tremendamente importantes. Obtenerlos de manos de los mejores profesionales está a nuestro alcance para evitar seguir sufriendo robos en nuestra vivienda.