Regalos de boda especiales

Regalos de boda especiales

Por autor: 

30 noviembre, 2015

Hace una semana se casó mi prima italiana en un salón de eventos muy cerca de la toscana. Todo precioso e idílico ¿verdad? Y digo italiana porque vive allí desde hace más de 10 años y ahora que se ha casado con un italiano pues se quedará mucho más pero es más española que yo, 100% vamos. El caso es que una de las cosas que más me llamó la atención es que todas las copas y los vasos del convite los había grabado esta empresa especialista precisamente en grabado de cristal con los nombres de mi prima y su actual marido y, cuando acabó la fiesta, nos dijeron que podíamos llevárnoslos como recuerdo.

Me pareció muy original a la vez que un lujo porque, seamos sinceros, el típico detallito que nos regalan en las bodas no debe costar más de un euro o dos y las copas estas debieron salirle por un ojo de la cara.

Como yo soy muy curiosa, sobre todo en lo que a detalles chulos se refiere porque si me gustan no me importa copiarlos (para nada), me informé de la empresa que los hizo, la que os he hablado antes, y resulta que es española y se llama Cristafiel. Eso me demostró que mi prima sigue teniendo sus raíces bien intactas.

Muchos invitados dijeron que no les pareció un detalle bonito porque no se iban  a llevar las copas dentro de los “mini” bolsos como recuerdo del evento pero yo pensé que si no se los llevaban mejor para los novios porque, probablemente, las recogerían y se harían una bonita colección para su nueva casa ¿o no?

En parte puedo entender a lo que se referían los invitados porque si has bebido vino durante la cena y luego tienes que llevarte la copa de recuerdo corres el riesgo de manchar tu traje con ese vino y ese tipo de manchas son muy difíciles de quitar así que eso me hizo pensar en si se podría buscar un término medio que fuera le ideal para este tipo de cosas y mi idea es la siguiente: la gente cena con la cubertería, mantelería y vajilla del restaurante y en lugar de que sean esas copas enormes, al final de la cena, se ofrecen chupitos de alguna bebida servidos en vasitos pequeños grabados con los nombres de los novios, y ese es el vaso que se van a llevar de recuerdo. ¿Qué os parece la idea? A mí me parece buena le verdad pero claro, como es mía, supongo que yo no cuento.

Otra idea es hacer regalos personalizados pero hay que dedicarles demasiado tiempo y yo siempre ando muy ocupada así que cuando me case pensaré en algo original, sin contratiempos y que no me quite demasiado tiempo.

Deja un comentario