La pasión por la ropa infantil que se convirtió en algo más

La pasión por la ropa infantil que se convirtió en algo más

Por autor: 

29 junio, 2017

Siempre me encantó la ropa infantil. De hecho, cuando tuve mis hijos disfruté una barbaridad yendo a comprar y lo mismo hago cuando hay que comprar ropa para cumpleaños de hijos de amigos.  Hace algo más de un año me tocó comprar ropa para el niño de mi hermana y hablando con la dueña de la tienda, me comentó que, si tanto me gustaba la ropa infantil, podía montarme mi propio negocio.

En el momento me reí, pero según iba en el metro de vuelta para casa me dio por pensar ¿y si lo hago? Tenía trabajo, pero no me satisfacía demasiado y todavía podía permitirme una aventura así, pues tenía bastante dinero ahorrado.

Me puse a buscar por Internet y di con el Grupo Reprepol, que tenían una oferta muy interesante que me terminó de convencer. Ellos tienen un concepto de tienda que tiene dos partes, la tienda monomarca y la tienda multimarca.  El de monomarca funciona como el resto de tienda de franquicia de ropa infantil, pero puedes tener tu identidad e independencia sin tener que asumir los costes de la apertura de una franquicia.

Ellos son lo que crean el diseño para tu tienda de forma personalizada, todo depende de los productos que vayas a vender en tu tienda. Con independencia de que cómo quieras trabajar con ellos, te ayudan a crear tu propia imagen, algo que sinceramente me encanta, pudiendo así crear tu propia identidad.

Ellos te asesoran sobre las ventajas e inconvenientes que pueden tener las diferentes posibilidades de negocio y con la estrategia a llevar. Al tener gran experiencia en el sector, te beneficias de lo mucho que saben.

Si quieres montar una tienda, podría resumirlo en tres simples pasos:

  • Suscríbete como socio. Ellos te dan la oportunidad de montar tu negocio, generando tus propios ingresos y siendo parte de una red de moda infantil.
  • Montan tu tienda monomarca o multimarca. Al trabajar con las mejores marcas internacionales de ropa infantil, cuentan con una variedad única para que tu tienda se pueda montar de la forma más sencilla.
  • Generación de ingresos. Te ayudan de verdad a que tu negocio vaya creciendo según las expectativas que tengas, no hay canon ni royalties.

Como puedes ver era una oferta irrechazable. Yo vivo en una zona de alto standing de Madrid, así que pensé en alquilar mi local en un centro comercial que hay cercano, donde los precios no son tan elevados, pero al final se benefician de la cercanía de una zona de alto poder adquisitivo.

Los resultados en los meses que llevo están siendo extraordinarios y al final te beneficias de todos esos conocimientos que uno desconoce cuándo se inicia en este mundo. Para mí, lo más importante, es que encima puedo tener mi propia identidad. No digo que esté mal ser una simple franquicia de una firma conocida, pero si que prefiero tener mi propio nombre, es algo que hace que mi trabajo para bien o para mal se vea reconocido, algo que siendo una franquicia en cierta manera pasa a un segundo plano.