Asesores inmobiliarios independientes

Asesores inmobiliarios independientes

Por autor: 

4 octubre, 2017

Cuando falleció mi tía abuela, heredé en propiedad de una lujosa y antigua casa suya de estilo colonial ubicada en un selecto y distinguido barrio de Madrid. El mayor problema a todo ello, es que yo no residía en la capital española y que no tenía, además, ningunas ganas de instalarme allí. Con ello, la casa en cuestión necesitaba ser reformada y modernizada, y yo no disponía del dinero necesario para meterme en obras. En lo que se refería a mí, yo vivía en el norte, concretamente en Asturias, y me sentía muy a gusto allí. Tenía un piso pequeño pero muy bonito y céntrico en Avilés, una novio con casa propia también (nunca habíamos sentido, ni él ni yo, la necesidad de instalarnos juntos a pesar de llevar saliendo más de una década los dos, y en verdad así estábamos la mar de bien). Todo ello, para deciros que más que nada, no sabía qué tenía que hacer con esa casa que me caía así de repente y decidí por eso que, quizá, lo mejor para mí era de ponerla a la venta.

Me fui informando y, finalmente, unos amigos madrileños me aconsejaron contactar a un grupo de asesores inmobiliarios altamente cualificados que trabajaban bajo el nombre de la inmobiliaria Vendemospisos.com, y que estaba liderada por un tal Jesús Malo Cid, un asesor inmobiliario cuyo objetivo era el de ofrecer la mayor calidad de atención y orientación posible, dentro de un trato cercano que garantizara el respeto a las necesidades de cada cliente, y debo reconocer que este profesional lo consiguió. Pues, me transmitió cuando le conocí en persona mucha confianza, seguridad y honestidad para que vender dicha casa heredada en Madrid fuera algo sencillo y libre de todo estrés.

Consejos útiles a la hora de vender tu casa

Dicho todo ello, lo primero que tienes que tomar en consideración, es decir escuchar consejos útiles a la hora de vender tu casa, tal y como me lo especificaron en la agencia, es que el precio de tu inmueble quien lo fija es el mercado y no tú. Lo cual, no es nada fácil. Por ello, es importante buscar viviendas parecidas a la tuya en cuanto a los metros cuadrados, ubicación y características generales que te ayudarán a estimar tu bien de la mejor y correcta manera posible. Ten en cuenta que no debes NUNCA poner un precio muy por encima de lo que ofertan los demás pensando que así te será posible negociar, ¡porque en realidad lo que únicamente conseguirás es que los demás vendan sus viviendas antes que tú la tuya! Otro de los detalles al que tienes que prestar suma atención es a las prisas que tengas de vender tu propiedad.

Pues, tienes que saber que a la hora de vender tu casa, tanto el precio como el tiempo serán dos variables vinculadas. Si al cabo de unos meses (en regla general suelen ser seis) todavía no has vendido tu bien, es que obviamente algo falla. Tendrás entonces que ajustar el precio a la demanda del mercado y no a lo que a ti te hubiera gustado obtener y bajar el precio poquito a poco. Por otra parte, uno de los detalles a la vez importantísimos y a tomar en cuenta a la hora de poner a la venta tu inmueble, es el de no sólo limpiarla correctamente y arreglar ciertas cosas rotas (puertas, ventanas, etc.), sino también el de despersonarlizarla lo máximo posible. Es decir quitar fotos, colecciones que a ti te agraden pero que, quizás, no les gusten a todo el mundo.

Recuerda siempre que la primera impresión de los visitantes y posibles compradores es la que prevalece sobre todas las demás. No por nada quité yo todos los cuadros de mis antepasados tan serios que adornaban la casa de mi tía abuela. ¡Pues lo más seguro es que aquellas miradas tan serias y escrutadoras iban a echar para atrás a cualquier comprador! Al igual que aquella colección de cisnes un tanto ridícula que tenía mi tía abuela. Pues, son todas esas pequeñas cosas –y no tan pequeñas– que pueden echar para atrás al posible comprador. Francamente, yo tuve mucha suerte de encontrar a profesionales grandes como la copa de un pino en inmobiliarias-madrid.com, quienes sólo cobran un 2 % de comisión y quienes me asesoraron de la mejor manera posible para vender mi casa en Madrid con una eficacia máxima y habiendo buscado siempre mi satisfacción. De hecho, ¡la vendí en sólo tres meses! Os lo repito: ¡son verdaderamente unos excelentes profesionales, además de ser empáticos y simpáticos! ¡Estos detalles también cuentan a la hora de optar por una u otra agencia inmobiliaria!