El arte también se suma al comercio online

El arte también se suma al comercio online

Por autor: 

25 Julio, 2017

En los últimos años estamos viendo como todo tipo de productos y servicios han pasado a poder adquirirse online. Seguro que muchos os acordáis de no hace tantos años cuando a uno le podían mirar raro cuando compraba por Internet. Decían que podía ser un timo o que los hackers podían averiguar tu número de tarjeta.

Mucha gente fruto de estos miedos decidió no sumarse al comercio online. La industria y especialmente la de la seguridad en Internet se puso las pilas y el comercio seguro, unido al esfuerzo que pusieron los bancos cambiaron la situación.

Una vez pasado esto, más el aumento de la penetración de la sociedad y las claras ventajas de la compra online hicieron que en pleno 2017, comprar algo por Internet sea de lo más sencillo.

Una de las empresas que son claro ejemplo de adaptación a los nuevos tiempos es una veterana, “El Cuatre”, Una sala de arte que está en la Calle Santa Esperanza de la localidad catalana de Granollers, comenzó su andanza en abril de un ya lejano 1.986.

En aquellos años, muchas cosas han cambiado, pero ellos siguen manteniendo uno de sus baluartes, el convencimiento de que lo mejor que se puede hacer con la pintura y la escultura contemporáneas es promocionarlo como es debido.

Los artistas más famosos de la figuración han pasado por su espacio y el pasar de los años, pese a no estar situada en Barcelona, ha hecho que esta sala ocupe un destacado lugar en el panorama de exposiciones español. Una de las explicaciones de este magnífico estado de forma y consideración fue el asistir a Ferias de Arte de carácter Internacional, lo que supuso y hoy en día supone, una gran proyección fuera del ámbito habitual.

En inconformismo y la necesidad de expandirse hacia el exterior que facilita un transporte más económico y esa tienda online sin límites ni fronteras que es Internet, dejaron claro que, si querían dar el salto definitivo, debían abrir una nueva galería de arte en Barcelona, con renovadas ilusiones y así poder difundir la obra de artistas de la zona en la capital catalana.

Como decíamos antes, esta sala no ha querido quedarse anclada en el pasado, aunque su trayectoria podría invitar a ello. Si en los años ochenta supieron jugar sus bazas de forma acertada, ahora han dado un paso más, donde con las nuevas tecnologías no necesitan tener un espacio físico concreto y puedes trasladarse al mundo virtual.

Es una manera sencilla de ponérselo fácil a todos los amantes del arte, pues pueden ver las obras de los artistas en su web, de forma rápida y sin la necesidad de desplazamientos. Ya no hay excusas para no tener esa obra de arte que te gusta.

Internet, una ayuda también para el arte

Algo que al principio era más complicado y ahora con el progreso de la web y la comunicación posible es incluso un servicio de comisariado a medida, que te asesora sobre el estilo o precio que más te conviene y la forma en la que colocarlas en tu casa.

“El Quatre on Cloud” hace posible que desde la comodidad de tu hogar, puedas visitar la galería de Arte Online y comprar desde nuestro país o desde donde residas, de forma privada e incluso con garantía de devolución en caso de que no sean de tu agrado. A veces no somos conscientes de los progresos y posibilidades que nos abre el mundo digital, pero con esta Galería de Arte online queda claro que no hay barreras actualmente para disfrutar de lo que más nos gusta.
Seguro que Rosa Ferrer y Xabier Fernández cuando empezaron en 1.986 no esperaban que estos años de duro trabajo tendrían tan buena progresión, pero realmente es merecido, puesto que son un ejemplo de cómo un buen negocio, realizado con cariño y especialización, puede ser importante, sabiendo de sus posibilidades, pero sin renunciar a ese “más allá” que les ha llevado a ser lo que ahora son.

Una buena oportunidad para que cualquiera, sea entendido o esté comenzando, pueda pasear por una galería y adquirir lo que le guste, pudiendo pedir consejo si tiene dudas, todo un lujo que sin duda los amantes del arte deben aprovechar sin pensarlo.